Sigue por correo los nuevos artículos

martes, 28 de agosto de 2012

NO PERMITIR QUE EL ESTADO ABSORBA EN SU PROVECHO LAS ENERGIAS REVOLUCIONARIA


    Por beniezu   
      
             El fundamento de las técnicas en artes marciales orientales suele estar en el aprovechamiento y control de las energías del contrincante  lo que hace que las propias se fortalezcan y sean más efectivas en la lucha. Esa es la técnica que el Estado pretende hacerlo y de hecho algo ya  lo  hace de forma soterrada tal y como lo iremos  viendo.
            De forma por ahora incipiente   ya hay casos en que el Estado está utilizando  las energías que la crisis económica y política está generando en las masas populares, poco conscientes de cual debería ser su papel,  con la exclusiva finalidad de anularlas esterilizarlas y aprovecharlas en su provecho. Los movimientos de “indignados” aunque aún es pronto para sacar conclusiones, estarían  bastante contaminados por este tipo de desviaciones energéticas.






            En física, una energía, cuando se activa espontáneamente y no es controlada al de un tiempo se diluye por sí misma y se reintegra a su estado estático. Por el contrario si a esa energía la provocamos, controlamos y encauzamos para un fin determinado esta producirá otras sinergias infinitas. Y esta regla común también es  aplicable a las ciencias políticas. Y así esas energías sociales creadas por las masas movilizadas e indignadas cuando son  controladas y encauzadas  hacia un  fin  que beneficia las  mayorías  sociales podemos decir que son ENERGIAS POSITIVAS. Por el contrario  son  ENERGIAS NEGATIVAS  cuando  beneficia a  una pequeñísima  minoría social .Estamos hablando en primer lugar  de la clase trabajadora productiva  y en segundo lugar de la clase especulativa  no productivas. Como ya el lector abra apreciado estamos hablando de una praxis que  inevitablemente nos  llevara al eje central del enfrentamiento de clases, a la clave  del asunto,  al Estado, como eje o sujeto fundamental del poder y del dominio político-económico.


           Y es este el Estado, al servicio del capitalismo, el sujeto contra quien hay que encauzar todas esas energías que serán positivas cuando se tornen transformadoras  y revolucionarias,  es decir de ruptura de ese Estado capitalista al servicio de una minoría burguesa para ser suplantado por  otro Estado al servicio de las clases trabajadoras que siempre sera  la inmensa mayoría de la sociedad.


           Pero  para que eso ocurra toda esa energía ha de ser organizada y orientada por una lideranza y un  plan o proyecto político, que podríamos llamar ingeniera política -social porque sería fruto de un análisis y diseño científico hecho sobre la problemática de  una sociedad concreta y sobre los pasos  estratégicos a emplear en las luchas que  finalmente llevaran a alcanzar con éxito los objetivos , que no serian otros que el desmoronamiento del Estado burgués capitalista y la construcción de otro nuevo Estado socialista .


            Y es  energía negativa cuando es el Estado al servicio de la clase  capitalista, cuando pone esa energía  a su servicio por medio de artimañas y  manipulaciones. (No deja de ser también una cierta ingeniería político-social)  La arrastra   a su servicio o simplemente la hace que su energía se diluya  y se  apague.  Ejemplo; las ultimas revueltas árabes que sin una cabeza organizada, o quizás si la había pero era para que no se marcase como  objetivo la caída del  propio Estado y toda su estructura, porque la caída de un dictador es banal si toda su estructura Estatal se la deja intacta, pues nada sustancial  cambia. Se puede entender como el Estado ha aprovechado esas energías  de las masas para su propio provecho, deshaciéndose de una cabeza de turco que molestaba a las masas  pero colocando otra cabeza afín al Estado que aparentemente conecta con las masas.


           Y otro ejemplo  práctico muy cercano a realizarse en el Estado español, podría también  ser  muy pedagógico, sobre la manipulación de esas energías  positivas, y es la  de la convocatoria de  “Ocupa el congreso “el  “25 de Setiembre”.  Las consignas, sus convocantes, la incertidumbre sobre su legalidad, etc. estaba lleno de confusión y lagunas .Se puede decir que esta convocatoria tiene  todos los ingredientes de una provocación policial o quizás, quien sabe, puede ser fruto de la calenturienta e irresponsable “creatividad” de alguna  organización filo –anarquista, que solo pretendan provocar disturbios de forma descontrolada y por ende  irresponsable de demostrar su rechazo a este Sistema. 

          Pero el caso es que, unos u otros solo conseguiría anular las energías positivas.  Porque eso es lo que se conseguiría arrastrándolas a la calle, sin unas consignas concretas, sin una dirección y sin una cabeza visible, con el ingrediente de la muy probable intervención policial que sería la guinda de un estruendoso  fracaso de la movilización que dejaría marcas de frustración para futuras convocatorias. 
              En política, como en cualquier proyecto que se preste de seriedad, es un tremendo error La improvisación y la falta de organización, porque es como dejar a la suerte el éxito de la empresa. Tenemos siempre que desconfiar estas formas herrones de hacer política.


            Y podemos tener la seguridad  de que el Estado español  está preparado para aplicar  ese esquema y otros muchos  diferentes para  manipular, aprovechar o anular cualquier movimiento de “indignados” que se movilizen.  Manos ocultas del Estado, y de sus servicios secretos  cuando no puedan anular esa energía, pretenderán  encauzarla al terreno que les interese. Salvando la integridad del Estado, buscando chivos expiatorios, personajes  políticos, con nombres y apellidos, buscando individuos culpables  y dejando intacto  el  propio Sistema y todas las estructuras  Estatales. 

           Y de tener éxito sus  resultados  serian más de lo mismo  o quizás peor, porque  ese tipo de cambio, en  casi nada se habría avanzado y  echaría a andar como si  habría supuesto alguna mejoría lo que además  implicaría cierta legitimación del presunto cambio.


        El Sistema está aplicando esquemas ideológicos  de  nuevo cuño para desorientar a las masas  tratando de desviar o anular las energías positivas en estos  movimientos de protesta  e“indignacio.Ya hace algún tiempo atrás ,estimulados por la caída del “Muro”, sus “ideólogos” quisieron hacernos creer que había llegado el fin de las ideologías, con la finalidad   de intentar desarmar ideológica y moralmente a la izquierda .Un poco desorientada ciertamente en aquella época, pero que sus resultados entre las minorías concienciadas  siempre fueron insignificantes. Pero sin embargo, y gracias a su poderosa mass media, si que ha  tenido cierto calado entre el grueso de la  población, porque en realidad esa fue siempre su primordial intención


             Hoy al Sistema no le interesa las ideologías,  le interesa cerebros huecos,  crear zombis  “apolíticos” a quien pueda manipular y dirigir a su terreno. El tiempo del nazismo Hitleriano con toda su parafernalia y estridente  escenificación tremendista para hipnotizar a las masas  que hablaban “de raza superior “y  del franquismo  con su ridículo  “destino en lo universal” etc.  Ya no  le interesa al Sistema  Imperialista.  las nuevas generaciones son adoctrinadas  con nuevos  fetiches  superficiales , consumo de marca, nuevos “héroes  de cartón piedra ”, como  ejemplos a seguir  a personajes de moda del deporte  el cine  y el cotilleo .  La nueva “ideología” y los nuevos “valores” son  el culto a la superficialidad,  al triunfador, al consumismo, al individualismo.Quien quiere ideologías con estos nuevos fetiches sociales.??


             Y en estos nuevos movimientos de masas, donde abundan, sobre todos jóvenes “modernos” adictos a las “nuevas “modas y costumbres, usuarios de las nuevas técnicas de comunicación, Internet, móviles, etc. presas fáciles de  las técnicas de manipulación “apolítica “del Sistema, y del propio fascismo. Jóvenes universitarios, pequeños burgueses acomodados, descendientes de aquel estado del bienestar que no volverá, y que están muy asustados por qué no entienden su futuro incierto, y no lo entienden  porque sus cerebros están ya previamente  vaciados de conceptos  políticos, contaminados con las nuevas corrientes del un presunto“apoliticismo '' y  sin ideología.


        Y algo parecido ocurre con los millones de seres victimas del desempleo, de la pérdida  de sus fuentes de ingreso, de sus viviendas, de su futuro. No ven solución y se desesperan, pueden ser fácil presa de las manipulaciones mediáticas y de falsas promesas “salva patrias”. Porque es fácil engañar a quien se le ha vaciado el cerebro, de los conceptos de la política que le explicarían el porqué de todo lo que ocurre.


                   Urge y mucho, la conformación de una vanguardia que dirija todas esas energías positivas hacia la dirección correcta, por el camino correcto y con los pasos correctos. Y los luchadores conscientes de la necesidad del cambio de Sistema, como única y efectiva método para construir una sociedad  más justa e igualitaria, no pueden dejarse llevar por las prisas en la toma del “palacio de invierno “como símbolo del poder capitalista. Lo primero es la  creación de una vanguardia concienciada y organizada. Un partido perfectamente estructurado,  para luego , organizar las masas, planificar la luchas  etc.


               En política, un error o fracaso, por haber sido mal planificado supone una batalla perdida que va ser muy costoso recuperar ademas de  que crea  grandes desánimos  Mientras que esa batalla es concienzudamente preparada como un proyecto a ejecutar, tiene  todas las posibilidades del  triunfo. La improvisación no debe tener cabida en la construcción de una nueva sociedad tras la construcción del nuevo Estado