Sigue por correo los nuevos artículos

miércoles, 15 de mayo de 2013

TEMAS PARA EL DEBATE INSURGENTE Las clases medias ( 1 )

                       Las clases medias y sus eternas medias tintas


           

                   Lo dijo  el poeta Mario Benedetti (1)  en su poema a la clase media


                                     
Clase media
medio rica
medio culta
entre lo que cree ser y lo que es
media una distancia medio grande

Desde el medio
mira medio mal
a los negritos
a los ricos
a los sabios
a los locos
a los pobres

Si escucha a un Hitler
medio le gusta
y si habla un Che
medio también

En el medio de la nada
medio duda
como todo le atrae
a medias
analiza hasta la mitad
todos los hechos
y medio confundida
sale a la calle con media cacerola
entonces medio llega a importar
a los que mandan
medio en las sombras
a veces, sólo a veces, se da cuenta
medio tarde
de que la usaron de peón
en un ajedrez que no comprende
y que nunca la convierte en Reina
Así, medio rabiosa
se lamenta
a medias
de ser el medio del que comen otros
a quienes no alcanza
a entender
ni medio

 Por beniezu            
 Triste e incierta la predestinación de esta clase social, que como el cero en las matemáticas, él solito no vale nada y necesita complementarse a la derecha  y detrás de  alguna valor, nunca mejor dicho, numérico para tener notoriedad. En la política, este axioma les condenara a un eterno ostracismo en la  lidéranza de cualquier proyecto político. No lo pueden tener porque no tienen ni entidad ni proyecto propio como grupo social, nunca dejara de ser una sub clase de la burguesía,  ligada fundamentalmente por lazos económicos que le condicionaran su dependencia ideológicos a la alta burguesía de quien toman como referencia y han buscado su propteccion ,  y es por eso que también suelen ser muy manipulados por ella, que les ha hecho creer  que son de su misma familia. Que en cierta forma lo son pero  no dejan de ser los parientes pobres de una familia prepotente y egoísta que los despreciara siempre.

            Esta clase media, como grupo social , a lo largo de la historia moderna nunca ha podido configurar ni un estado ni  un gobierno como grupo social, para la defensa de los intereses  económicos y corporativos  de su grupo , porque ellos subsisten a la sombra del sistema económico capitalista,que esta en manos de sus "superiores", son meros instrumentos  o peones  que el estado burguesía necesita para que el sistema funcione Se puede decir que son las elites de una mano de obra técnica  intelectual, productiva y administrativa  que el estado necesita  para su maquinaria de control y dominio al  servicio de los intereses de  las clases altas , oligárquicas y hegemónicas  en el poder. Son sus técnicos superiores, médicos, abogados, políticos,cuadros militares, comerciantes, pequeños empresarios, etc.

.         Sus relaciones  sociológicas  económicas y políticas  con las clases de la alta burguesía , cuando  son coincidentes y  cercanas  suelen ser desde postulados  interesados  y circunstanciales, nunca lo fueron ni serán  coincidentes como clase social y en términos absolutos, porque se puede decir que no forman parte de la misma clase social, aunque muchos se crean la ilusión de ello.  La estabilidad y el crecimiento de esta sub clase no dependerán  nunca  de su actividad autónoma como grupo social y de sus posibles luchas o actividades políticas, porque al no  tener identidad política autónoma, a como partido político, solo lo hará para la defensa de sus intereses  corporativos  frente a la clase obrera o frente a la alta burguesía Nunca podrá aspirar a crear un Estado como lo hacen la alta burguesía y el proletariado.

        Y así podemos entender a las crisis cíclicas del sistema capitalista, cuando el equilibrio de la economía se derrumba, y el sistema productivo se desmorona y las oligarquías comienzan a utilizar la guadaña para recortar todo aquello que les distorsiona o dificulta sus márgenes de ganancia, nadie se libra de sus efectos, nadie  que esté por debajo de las elites del poder burgués. Pues estas clases medias  forman parte  de un entramado  que el sistema lo puede controlar y lo hace al mismo nivel que a la clase trabajadora, según sus intereses.

            Y  hablemos de la inevitable “proletarización” a la  que están abocadas las clases medias. Ya hace tiempo que  determinadas profesiones, antaño  privilegiadas, médicos, ingenieros, técnicos  cualificados etc. dejaron de ser elitistas para masificarse profesionalmente y entrar en las dinámicas propias  del mundo asalariado y laboral.  Estos sectores y otros  compuestos por funcionarios públicos  pequeños empresarios, comerciantes, antaño privilegiados con respecto al simple proletariado, se ven afectados también, por los recorte de personal funcionario, por el cierre de sus pequeños negocios o por la inexistencia de trabajo para sus hijos tras la salida de la universidad, etc. comenzaran también a ser víctimas de los venidos a menos,  entrando  en el ejercito de parados  y castigados por del sistema. Al final todos, proletarios y clases media, victimas del Sistema. 
         
               Y con este panorama sociológico por delante, se entiende esos versos de Benedetti "entre lo que cree ser y lo que es media una distancia medio grande"  Este grupo social, nunca se sabe como reaccionaran  en una coyuntura de confrontación de clases, a qué lado de la barricada se posicionaran. De hecho el fascismo suele nutrirse de  numerosa  militancia  de esta clase social, y ocurre lo mismo en las filas revolucionarias,  muchos de los ideólogos  teóricos y activistas  de la izquierda clásica, surgieron de las clases medias. Lo que hace que no podamos encasillar a esta sub clase  portadora de intereses sociológicos y políticos propios.
 
                Su ideología tradicional  como grupo  suele estar arraigada en la socialdemocracia, es lógico que no haya  evolucionado hacia el neoliberalismo  de sus “mayores” cada vez más antidemocráticos e imperialistas por condicionantes  económicos .Ellos siguen anclados en las formas ideológicas clásicas de la ideología burguesas tradicional, aquella de los buenos tiempos del desarrollo “democrático”. Se puede decir que  son los que  conformaron aquellos “Frente Cívico”, “Frente Político” y otras pretendidas recetas politicas interclasistas y social democráticas, y ultimamente el partido Podemos  porque  como grupo social están demasiado enganchados a la  ideología dominante que les hace desconocer la lucha de clases.
               Son los que  añoran aquel Estado de bienestar, y aquel equilibrio social, que ya nunca volverá, pero ellos se niegan a reconocerlo, demasiado apegados a sus pequeños privilegios pequeños burgueses ,que hace que también se apeguen al propio Sistema capitalista que hasta ahora les ha favorecido. Y es por eso que lo legitimizan, y pretenden purificarlo de políticos corruptos e incompetentes, como si esta seria su solución. Negándose obstinadamente en no reconocer que el problema que les agobia a ellos y a la clase trabajadora es el propio Sistema capitalista.
               Las demás alternativas de cambio  solo serian parches a una herida que desangra a las clases populares. Soluciones “gatopardianas” Arreglar algo para que todo siga igual, “pan para hoy, hambre para mañana”. Pero también, este grupo social, se puede decir que en general, es por naturaleza  democrático y antifascista, y pueden ser  potencialmente aliados tácticos de una izquierda rupturista o revolucionaria, al menos en la fase primaria de derrumbar la Monarquía. Y desde esta perspectiva, la  izquierda nunca debería perder esta opción a la hora de procurar alianzas para la acumulación de fuerzas  en las luchas contra el totalitarismo neoliberal del Estado español y su Monarquía neo franquista.

(1) la autoria de este poema alguno/as  adjudican a Daniel Cesare  

TEMAS PARA EL DEBATE INSURGENTE ( 2 ) una emergente ideología dominante

               

Apuntes sobre una emergente ideología dominante, el “apoliticismo”
 Por beniezu

El  ciudadanio comun desconoce el termino de "ideología dominante”, porque en realidad le estamos hablando de un concepto ajeno al mundo ideológico que él ha mamado. Y esto es lógico cuando solo se ha asimilado una ideología, la que le ha inducido el Sistema, en este caso, de derechas,  pero él no percibe  que esta ideologizado, y cuando alguien esta ideologizado sin percibirlo desconoce que está siendo manipulado, enajenado seria más preciso decir.


                 Ejemplo demoledor es el de aquellos que afirman con rotundidad “yo soy apolítico”, sin percibir que esa afirmación ya viene sobre cargada de los estereotipos ideológicos de la derecha pura , pues con esa afirmación se está asumiendo , ACEPTANDO, el status político-económico imperante como algo natural y "apolitico"  tal y como la ideología derechista procura expandir para crear adeptos a su sistema. Estos “apolíticos”  asumen como legitimo el Sistema  y aquellos "indignados" que muestran su descontento con sus formas, solo proponen corregir algunos “fallos”  de funcionamiento. Es hacer realidad la frase de  “cambiar lo que sea para que todo siga igual”


            Es interesante recalcar, que, en estos tiempos que corren, el sistema capitalista neoliberal esta  adoptado nuevas formas ideológicas, como consecuencia de los cambiaos que también hace en su formas de actuar en la política y en la economía. Es el nuevo  modelo neoliberal de gobernar, cada vez más radical y antidemocrático;  recortes, desempleo, desahucios, represión, prepotencia corrupción a mansalva, auge del imperialismo etc., Estas formas son ya irreconocibles si las comparamos con aquellos años de bonanza del Sistema de unas pocas décadas atrás donde empleaba modales más civilizados en el quehacer político, y ahora, parece que necesita readecuar su ideología a los nuevos tiempos.
              Entonces la ideología dominante que predicaba  el Poder estaba impregnada de los clásicos valores de la democracia burguesa, como las libertades básicas, el sufragio universal, la igualdad, la concordia etc. incluso las fuerzas represivas, eran educadas, si exceptuamos el territorio vasco,  Eran tiempos donde la burguesía mostraba lo mejor de sí misma, porque el enfrentamiento entre las clases estaba  adormecido, gracias la bonanza económica. Pero tal y como nos enseña la historia, a pesar de que el Sistema se esfuerza en ocultarlo el capitalista  es tremendamente variable y radical. Es capaz de adoptar formas de  exquisita educación y tolerancia democrática, y pasar, sin inmutarse a formas de brutalidad totalitaria inimaginables. Sus valores ideológicos nunca han sido absolutos, son siempre relativos a las circunstancias de la coyuntura politico-economica del momento. Hoy será demócrata, mañana se  transforma en fascista, y pasado mañana de nuevo se transforma en demócrata. Sus únicos valores absolutos y condicionantes siempre serán sus intereses y privilegios de clase dominante. Solo cambian las formas externas del Sistema, su naturaleza de clase dominante con respecto a la clase trabajadora permanecerá  inalterable 
           Los nuevos valores que el Sistema parece que pretende expandir, como ideología dominante, son  el llamado “apoliticismo”, “ni de derechas ni de izquierdas”, “ni capitalismo ni comunismo” “los políticos son todos unos corruptos”etc. es decir, se pretende crear analfabetos en política, una especie de zombis, para manipularlos mejor.
            Y ya lo está haciendo,  a juzgar por la “ideología” que se está esgrimiendo  entre las mareas de indignados que se dicen “apolíticos” se puede decir que  ya está cuajando en muchas mentes y movimientos, Y esta nueva ideología es de gran utilidad práctica para este Sistema globalizado, pues ya lleva décadas trabajando en la tarea, y lo está aplicado en todas aquellos países donde su control e influencia es real, aprovechando  su fácil adaptación plurinacional. A tener en cuenta la habilidad que tienen los agentes encubiertos del Sistema global, (USAID) para enredar y manipular en territorios ajenos
              Esta nueva ideología ya no se trata de aquellas engorrosas ideologías; fascismo, nazismo, falangismo etc. que eran elaboradas de acuerdo a la indisiocracia de cada país y además requerían una aparatosa y costosa escenificación en aparatos  de propaganda.  Esta nueva y original manera de manipular a las masas, que por otra parte , y al grado de control mediático a que ha llegado la llamada  Corporación Mediática Internacional , además de barata, conseguiría  que el individuo se adapte, e incluso se adhiera al sistema, sin que él lo perciba, tal y como lo estan haciendo los llamados "apoliticos"
           Y he mencionado  a las ideologías  fascistas porque todo hace pensar que el Sistema neoliberal capitalista, sumido entre sus propias contradicciones ya esta previendo grandes revueltas que serán provocadas por enormes masas de desempleados, por las victimas de restricciones en las prestaciones sociales, por el hambre y la miseria  etc. que irían sin duda a estimular y crear movimientos previsiblemente revolucionarios, y una peligrosa inestabilidad para la supervivencia del Sistema.
           Y el método histórico, diriamos de "manual",que la burguesía siempre ha empleado para enfrentar el peligro de la subversión ha sido la represión y el recorte de libertades, el fascismo en una palabra. Pero en este tiempo donde se está  atolondrado a las masas alejándolas de idealismos y de nobles ideas, fomentando el egoísmo materialista  individual y consumista, ya no encajan las “sublimes proclamas y proyectos patrios” del que se han nutrido los fascismos clásicos, se imponen adoptar  otras “ideologías” más pragmáticas y  efectivas, tal  como el “apoliticismo” como ideología, donde se culparia a "la clase politica" del caos economico y la corrupcion .De los herrores del Sistema ,en una palabra ,pero dejandolo intacto.



.           Y esta sería la ideología dominante que el sistema estaría  preparando para los nuevos tiempos y nuevas formas de un futuro Estado que adoptarían formas totalitarias y dictatoriales, para enfrentar las revueltas. Se estaría ,pues,  preparando  el terreno “ideológico” para que sea aceptado un  Estado sin partidos, sin sufragio universal, sin ideologías, sin políticos, y sin política .Solo una elite de oligarcas y banqueros , quien sabe dirigidos por la TROIKA, de "súper" hombres tecnócratas y ejecutivos que tomaría el Poder y dirigirán el control  del Estado.Y donde el ejercito, elemento de fuerza  imprescindible, para "convencer" a la poblacion de nuevo orden.  ¿Y en que se diferenciaría del clásico fascismo? En que esta elite no necesitaría aquella engorrosa ideología

            Ni falta que les haría, pues estas ideologías solo suelen ser una disculpa para hacer lo que hicieron Hitler  Mussolini y Franco dejar las manos libres al Sistema capitalista para súper explotar a la clase trabajadora, a su enemigo natural , que habría sido totalmente atado y  desarmada de sus medios de lucha contra el capital, sin partidos, sin sindicatos, sin derecho a huelga etc.

            Pero, ¿En qué consiste esta ideología dominante basada en el “apoliticismo” o anti ideología”? que está siendo inducida por la clase dominante  La ideología, maticemos, no es siempre, como un manual de conceptos rígidos y absolutos. A veces es un sentimiento, una tendencia o inclinación, enquistada en el subconsciente que ha sido inducida por el entorno y sus vivencias, es como un virus mental que no se percibe, pero que en determinadas circunstancias se mostrara con más o menos virulencia. El hecho de decir que uno está libre de toda ideología, es ya un signo preocupante de alienacion ademas  de ser una  gran trivialidad porque nadie está libre de la influencia del entorno donde ha nacido ha sido educado y se ha desenvuelto  socialmente, porque también ha sido “contaminado “por ese “virus”
       Esta ideología o “anti ideología” es también inculcada sibilinamente sin que sus destinatarios perciban que están siendo adoctrinados. (1) Sus  medios más efectivos suelen ser la TV, y demás armas “deformativas” que  bombardean a diario con sus dosis de mentiras y consignas subliminales. Sobre todo el cine, donde la mayor parte de su producción está cargada de mensajes del “triunfador” a imitar, del posibilismo para escapar del estigma de “trabajador”, y elevarse a las alturas de las elites, e incluso haciendo apología descarada del delincuente “experto y triunfador”, del  señalamientos del “villano” de turno que interese al Sistema. Antes eran los comunistas, ahora son los árabes = a terroristas”etc.
            Y es de destacar en esta tarea de ideologizar sibilinamente a las masas  el papel determinante que ocupa la publicidad comercial, donde además de cumplir con el rol de incentivar el consumismo exacerbado se pretende despertar y estimular instintos primarios tales como, el fetichismo de la mercancía  que  hace que el consumidor  atribuya a la mercancía  un irreal valor, por encima de su simple valor de consumo, otorgándole atributos alienantes, tal como publicitar un coche caro “solo para ejecutivos” etc.  y que hace que  el consumidor sea un simple pelele del Sistema consumista, sintiendose frustrado por su imposibilidad de poseerlo, y desproveyendo a las mercancías de su autentica naturaleza de satisfacer las necesidades reales de los consumidores.
             Estos son algunos ejemplos de los métodos que el Sistema, la clase dominante, utiliza para ideologizar a sus ciudadanos dominados. Que lo hacen décadas tras décadas, y así desde niño/as, adolescencia y madurez, los sufridos ciudadano/as engullen y engullen toda esta ideología encubierta a través de sus mensajes subliminales que les van conformando su cerebro al modo que al Sistema le interese. Pero esto solo ocurre con aquellos cerebros que “pasan” de la política”, pues sus cerebros están desarmadas para contrastar y enfrentar las constantes agresiones a la inteligencia, solo por el mero desconocimiento del terreno político. Y así por este desconocimiento y desprecio,  son presas fáciles de la manipulación.  
       Conocemos las artimañas del sistema para ideologizar a las masas, y conocemos también la enorme importancia que tiene  las ideologías en el terreno de la confrontación de la lucha de clases. Estamos en una etapa donde esta confrontación exige, sin duda, la prioridad de la lucha ideológica, La batalla de las ideas, la concienciación de la clase trabajadora como prioridad.
     Podremos movilizar a las masas ante las brutalidades del Sistema, porque existen razones objetivas para ello,  pero nunca se podre convencer a estas de que hay que tumbar el Sistema si no han sido previamente convencidas de esa necesidad.  Eso se llama  concienciación y  formación. DESINTOSICACION ideologica en una palabra .Esa es la lucha necesaria y prioritaria.  Es la batalla de las ideas, es una dura tarea  que la militancia concienciada ha de  desarrollar entre las masas.    



 

 

TEMAS PARA EL DEBATE INSURGENTE (3) las clases sociales burguesia, y proletariado


                                   LAS   CLASES  SOCIALES;  LA BURGUESIA Y EL PROLETARIADO
                                                                                        Dominantes y dominados
  El sistema capitalista no se ha mantenido en el poder durante siglos por razones supuestamente divinas ni de orden natural tal como sus ideólogos profesionales  suelen contarnos. El método para  mantenerse en el poder, en aquellos estados bajo su control, dominando absolutamente todos los resortes de la política  de la economía y de la cultura, lo ha sido por medio de dos instrumentos fundamentales,  el ideológico; el engaño y la manipulación, y cuando este falla, recurre a el militar; la fuerza bruta y coactiva.

         
                 Y es  así por una razón simple e universal, porque el sistema capitalista se basa en la explotación del hombre por el hombre, en dominantes y dominados. Los dominados se apañan  con lo que les toca y los dominantes  crecen y se desarrollan  pues se apropian  de los frutos producidos por la fuerza del trabajador o dominado,  además de  degradar a este, al nivel de máquinas, productivas. Y esta realidad hay que ocultarla, disfrazarla,  maquillarla y explicarla como  otra cosa totalmente  diferente, asumible y amable, para que los dominados la traguen sin más.

                 Y aquí ya estamos entrando en el terreno de las ideologías, concepto este, que el poder dominante de la burguesía crea y le da forma intelectual e ideológica, que será el arma  que va emplear como instrumento para adoctrinar y domesticar a la clase dominada. Y a esta arma suele  llamarse ideología dominante, pues es la ideología que va imperar en la sociedad en forma  de valores, obligaciones, leyes,  estereotipos, etc. para explicar y justificar positivamente el orden dominante establecido.
              . Y esta ideología suele fundamentarse en la exposición y explicación, casi siempre en tergiversaciones de la realidad, social, política y económica circundante y que raramente suele ser objetiva pues su finalidad suele ser  la de favorecer  a los intereses y privilegios de la clase dominante y, lógicamente, en perjuicio de la clase dominada.
               Así  podremos comprender ese dicho de que en toda sociedad “la ideología dominante es  la ideología de la clase dominante”   y es por esto que  la clase trabajadora asume esta ideología, tragando engullendo y digerido todas sus mentiras aceptando su explotación y degradación,  como algo natural, digno  y sempiterno, pues tal es y ha sido el poder que los dominantes disponen con sus mecanismos de control y manipulación para desvirtuar la realidad deformándola.
         La burguesía  en su  falso discurso político e ideológico, ignora la existencia de clases sociales o lo minimiza al máximo  pues  les incomoda  y perjudica enormemente  que los dominados conozcan esa realidad , y es por eso que el sistema se desgañita a diario con todo su aparato Estatal y sus poderes para ocultar su existencia   Sin embargo  no les incomoda en absoluto  su  existencia misma ,  sino todo lo contrario ,pues esta realidad es la causa  de que  ellos, la clase capitalista  , se de la gran vida a costa de la clase trabajadora.
                              Definición y diferencias de las clases sociales
            Leemos en la Enciclopedia cubana Ecured (1) la definición más objetiva y afín a una visión desde la izquierda. ; “Grupo que forma parte de un sistema de clases, es un tipo de estratificación social en el que la posición social de un individuo se determina básicamente por criterios económicos. El sistema de clases es típico de las sociedades industriales modernas”…..“Un sistema de clases es, por tanto, una jerarquización colectiva, donde el criterio de pertenencia lo determina la relación del individuo con la actividad económica, y principalmente, su lugar respecto de los medios de producción y dicha condición puede estar estrechamente correlacionada con la herencia familiar.”

            Y así  ocurre que la pertenencia a la clase trabajadora o a la clase burguesa ya estará marcada tras el nacimiento de un individuo que determinara su futuro. Si naciera en el seno de una familia proletaria, su destino será siempre  el de pertenecer a la clase productiva y dominada, Y si por el contrario si ha nacido en una familia de burgueses acomodado, su destino  será el de pertenecer a la clase  especulativa y dominante.

        Conviene matizar los conceptos de clases “dominante “y “dominada” que aunque la “ideología dominante” implantada por la burguesía en la sociedad, no  menciona estos términos,  intencionadamente claro, para crear la ilusión de la concordia  entre las  clases, esta existe en todos los estamentos del Estado burgués. El dominio de una clase por la otra está latente en todas las expresiones de la sociedad burguesa; laborales, ideológicas, legislativas y políticas. Es el factor de clase social el condicionante fundamental  que va a marcar  el devenir de las dos clases sociales, Independientemente de circunstancias excepcionales que a veces  se saltan la norma. Excepciones  en las que el sistema se apoya para darnos lecciones del “posibilismo” que ofrece el sistema capitalista para que los obreros alcances el “estrellato” del triunfo económico, ( haber sido afortunado con la  lotería por ejemplo, ) y así conseguir desprenderse del “fatídico” estigma de pertenecer a la clase obrera.

               Este “posibilismo” de cambiar a  una  clase social superior en el escalafón social, no deja de ser una sarcástica burla  al cruel destino que el sistema capitalismo ha relegado a la clase proletaria, utilizando casos excepcionales y casi milagrosos de desclasamiento como argumentos para negar el “estigma” de la clase trabajadora a la que el sistema le relega. 

                                                        La clase capitalista
 Pero además existe otro aspecto  singular entre ambas clases  y es que se le confiere  al propietario de los medios de producción capitalista la facultad de ser  quien absorba el valor total de la producción,  haciéndose también  propietario y con los derechos de usufructo de un trabajo ajeno, hecho por los trabajadores. Hay quien dirá justificando esto, “pero el trabajador ya recibió su pago por el trabajo efectuado, y además el propietario aporto la parte más costosa del proceso productivo, sobre todo el capital, luego, tiene derecho a llevarse la mejor parte de la ganancia,”  Este argumento tendría cierto sentido, si ese capital, que ciertamente es un factor base de la economía y el desarrollo, no hubiese sido también producido y generado por la fuerza del trabajo de la clase trabajadora. Porque el capital es el fruto de la acumulación de las ganancias ,o excedentes en la producción, la llamada plusvalía, un valor que el trabajo no remunerado al productor asalariado crea por encima del valor de su salario y que se apropia gratuitamente el capitalista. Es la forma específica que adquiere el plus producto bajo el modo de producción capitalista es la que forma la base de la acumulación capitalista

                 Luego podemos decir  que en las relaciones de producción  controladas por los capitalistas hay una tremenda y desproporcionada relación en la equiparación y distribución de los fruto del trabajo que es efectuada  por la parte trabajadora, y absorbida ´por la parte capitalista.  Y ya solo por esto, hace que consideremos no solo innecesaria su existencia sino que además, inmoral y usurpadora, pues el capitalismo existe gracias a la apropiación fraudulenta del capital generado por la clase trabajadora.

               Porque esta clase capitalista, además de ser una clase intermedia e innecesaria se aprovecha y desvía enormes recurso económicos en su provecho parasitario. Y para colmo el estimulo o motor que mueve y dinamiza su forma de entender la economía, lo hace en función de parámetros del lucro  avaricia  y ganancia personal, incluso  a costa de la ruina de la  colectividad, como ahora lo estamos sufriendo. Y este espíritu  de lucro a cualquier costo, distorsiona los procesos productivos  creando grandes desigualdades sociales. Su razón de existir como clase social, no  es para satisfacer las necesidades de la inmensa masa social, sino que para aprovecharse de esta , para acumular capital cuyo fin último  es para satisfacer los rastreros y primarios instintos de su clase  minoritaria, podrida ya  de tanta acumulación y rapiña, siempre a costa del trabajo y el sufrimiento del trabajador

           Y siendo la clase capitalista hegemónica la que controla el Estado y el poder político, su influencia como clase social, transciende mucho más allá del ámbito empresarial y económico para invadir el poder político, donde siempre estuvo desde que se consolido como clase social dominante. Y en la actualidad, sus hechos y  consecuencias desastrosas en la  economía  y en las políticas están sumiendo al mundo controlado por ellos, en el caos y la angustia.

             Estamos viendo ahora, la absoluta falta de dignidad e humanidad en esta clase parasitaria. Vemos como arroja seres humanos a la basura de la indigencia y la desesperación, pues ya son meras herramientas inservibles. Vemos  como familias enteras son despojadas de su dignidad de su hogar y de sus asistencias básicas. Vemos  como provocan suicidios en serie, sin inmutarse , ocultando  su bajeza y su miseria en el anonimato del grupo y en el Sistema, exclusivamente porque de no hacerlo sus cotas de ganancia y lucro personal serian negativas, dejarían de acumular una indeterminado cifra de millones .Vemos también su bajeza de vende patrias , (en realidad nunca  tuvieron otra patria y dios que el capital)  como sin la más mínima vergüenza se doblegan y se someten a jerarquías económicas hegemónicas  extranjeras, como la TROIKA, vendiendo e hipotecando a todo el territorio y a sus gentes humildes.  Esta es la clase la maravillosa clase social capitalista.

                                                        Las  diferencias sociales entre las clases   

                 En las sociedades industriales modernas y plenamente desarrolladas donde ha regido el sistema capitalista  y la separación de la sociedad en clases sociales, esta clases, hace unas pocos décadas atrás en aquel  “idílico” y ya extinto “estado de bienestar” se podría decir que convivían y se movían  entremezcladas y casi confundidas entre ellas, dando incluso la falsa impresión de la concordia entre las clases. A diferencia de décadas atrás donde la segregación social era más notoria. Y la juventud, salvo algunos  signos  externos de diferenciación, vivienda, coche, y lugares restrictos de reunión, en la calle, casi ni se  apreciaba sus diferencias externas, que les definan como clases sociales diferenciadas. Esa ha sido siempre  la intencionalidad del sistema, crear una ilusión de una sociedad sin clases.

         Y esto ocurría hasta el cenit de aquel  “estado de bienestar”. Y que nadie piense que fue consecuencia de  las posibilidades “positivas”  que generaba el  propio sistema capitalista, nada de eso, solo fue una falsa ilusión, más bien una trampa embaucadora para engatusar y engañar a la clase trabajadora. Enormes masas de trabajadores, sobre todo autónomos, idiotizados  por cantos de sirena burgueses, se creyeron aquello de que ya habían “triunfado” al alcanzar el escalafón  social  de “clase media” acomodada. Y aprovechándose de la trampa mortal del señuelo inmobiliario, incluso se embarcaban en inversiones estimulados por los prestamos-trampa, vanagloriándose de su “alto “estatus entre sus vecinos y amigos a los que consideraban unos simples trabajadores “fracasados”.
              Todos sabemos el final de la mayoría de aquellos “triunfadores” y de sus sueños de “clase media”, y del  lugar a donde fueron aquellos “valores”. Debemos incidir en lo grotesco y disparatado que supone pretender alcanzar  un status , el de la burguesía dominante , el de una clase social que engorda y crece precisamente exprimiendo a los propios trabajadores, y acabar al final, siendo una victimas mas de ellos.

           El sistema, a través de sus amplios mecanismos  de ideologización, siempre ha tenido como objetivo estratégico y fundamental la desestructuración ideológica de la clase trabajadora, La de desproveerle de su propia naturaleza de clase, utilizando mil argucias y artimañas. Una de ellas es que se identifique con la clase dominante, como referente y estatus a alcanzar. El concepto de “triunfador” tan machaconadamente repetido por sus medios políticos culturales y mediáticos, es un ejemplo grafico de su ideología.

             Y así se pretende degradar a quien no ha alcanzado el status económico del estereotipo de “triunfador.” Pretendiendo que cale la idea de que el trabajador asalariado  será siempre un “fracasado” para que no se integre en su condición de clase. Intentara que el trabajador confunda su integración de clase o su conciencia de clase, con una presunta resignación peyorativa a su condición de trabajador.

          Y que nadie dude que en esta actitud manipuladora siempre haya una intencionalidad alienante programada por el Sistema,  cuyo trasfondo suele ser difuminar la realidad de las diferencias de clases. Se pretende que el  inconsciente acepte la idea de que no existen clases sociales, de que su diferencia no es estructurales y políticas, sino meramente formales y que pueden ser superadas indivisamente con el esfuerzo individual y personal, afirman. Y en este afán por desestructurarle  de su medio y de su condición, al trabajador se le intenta embaucar con ejemplos y modelos a imitar de “triunfadores” de clase humilde que han llegado a la “cima”, económica y de fama con la doble finalidad, la de promocionar el “posibilismo” del Sistema, donde todos pueden “triunfar” y desclasarse, y también el de despertar los instintos primarios del egoísmo y la insolidaridad.