Sigue por correo los nuevos artículos

jueves, 8 de noviembre de 2012

La Huelga general del 14N, ¿un viaje hacia dónde?


 
 
 
En mi opinión  esta Huelga General,  que algunos descolocados  incluso la   llaman “huelga social” e “hitó histórico”, acción “revolucionaria”, e incluso en algún momento alguien ha hablado de "sindicatos de clase" pero parece que lo ha hecho por descuido. Yo , personalmente ,lo que estoy vislumbrando y con claridad es que pretende ser una Huelga General cuyo principal  aspecto a resaltar es que esta adoleciendo de una grave carencia  y es su absoluta falta  de contenido de clase. Y no por casualidad precisamente

Y es que  vistos sus promotores,  unos sindicatos CCOO y UGT, y otros del mismo pelaje “oficialista” e interclasista no podríamos esperar recibir mucho más. Un evento de esta categoría tal y como lo  fue antaño e históricamente, debería tener, su propia “marca de origen” esa que da la condición de clase social, que siempre fue  imprescindible en las luchas obreras y sobre todo en la Huelga General. Que sería la que esgrimirían los proletarios con orgullo y agresividad en la defensa de sus intereses.

  Pero que infelizmente en los tiempos que corren ese espiritu o conciencia de clase, ha sido extirpado, o degradado entre el enorme mundo del trabajo. Y lo han hecho  intencionadamente hasta relegarles al de unos simples “ciudadano/as” tal y como sus patronos siempre lo han querido.

  Ya viene contaminado por sus convocantes, con otra “marca”, que les ha desposeído de su naturaleza de clase social , para relegarlos al amplio mundo de  individuos o ciudadanos como unos mas de todos esos convocantes  de esa amalgama de  firmantes de esa "cumbre social" donde se encuentran desde asociaciones de  guardia  civiles , militares, gremios de funcionarios, emigrantes, hasta empresas camufladas de ONG ,que bien podrían estar todas ellas  legalizadas en aquellas “asociaciones” permitidas por la “democracia orgánica” del “Movimiento nacional” pues ninguna de ellas se define como clasista ni cuestiona la autoridad de este  Estado heredado del franquismo

La negación del concepto de “sindicato de clase” supone negar la sangrante evidencia de  la división de la sociedad en dos clases; la clase trabajadora y la clase burguesa o capitalista. Un sindicato, partido, asociación etc. que presuma estar del lado de la  clase  trabajadora, supone, en principio que hace suya  la tarea de defender los intereses de esta clase trabajadora frente a su antagonista natural; la clase capitalista. Y esto solo lo podrá hacerlo siempre que no pierdan esa perspectiva del antagonismo de clase y por ende de su condición de clase. Si no lo hace, está claramente engañado y traicionando a esta clase, pues la está desarmando de su mejor arma para enfrentarse al capital, su identidad y su conciencia de clase

 Y el  caso de los grandes sindicatos de nuevo cuño que pululan por Europa, CCOO y UGT incluidos, donde se han desprendido de esta condición de clase y del antagonismo de clase, para hacer del sindicalismo un mercadeo de oportunistas, una simple oficina donde se firma un  “contrato laboral”. Un acuerdo entre “dos “partes, dos grupos de “ciudadanos” que tienen “diferencias” laborales.

Los ejecutivos de estos sindicatos has sido corrompidos por el Sistema, hasta formar parte de mismo como meros funcionarios, donde  su autentica misión es la regular y administrar las relaciones en armonía entre las dos partes. Cuando las tensiones son muy grandes , caso actual, su misión es la de descargar esas tensiones ,hacer que esa energía peligrosa se diluía y se relaje, por medio de convocatorias y huelgas generales, con peticiones, rimbombantes y “agresivas” pero que no serán más que  meros fuegos de artificio, porque esa agresividad nunca será encauzada por el carril del antagonismo de clase, señalando al culpable con nombres y apellidos,  a la clase capitalista, al  Sistema ,al  Estado como estructura que organiza y defiende a capitalismo.   

Y así tendremos un panorama bien clarificador de cuál es en realidad, la naturaleza de estos sindicatos y organizaciones  interclasistas, en esta próxima Huelga General, la de  defender la integridad de este Estado causante de todos los problemas derivados de la crisis.

 Alguien estará sacando la conclusión de que lo que este comentarista está proponiendo es el no hacer nada porque estamos  desarmados y engañados  entre unos partidos y sindicatos que  dicen  estar de nuestro lado pero que en realidad lo están del lado del Capital. Esto último es cierto, si, pero de ninguna forma estamos animando a quedarse quietos, sino todo lo contrario, a moverse pero dando los pasos acertados.

Porque una cosa es limitase solo a denunciar la farsa de esas  “revoluciones” de cualquier “color” menos el rojo, de esas que se han hecho por el mundo últimamente, y que se han quedado en agua de “borrajas”. Es decir perder tiempo y energías, e incluso dárselas a nuestros enemigos,  y otra cosa es mostrar  la necesaria estrategia para evitar esos engaños y manipulaciones. Mostrar la naturaleza real del enemigo a combatir, quienes son nuestros amigos y quienes nuestros enemigos en las luchas pendientes, para evitar repetir pérdidas de tiempo y energía.

 En estos  campos de batalla cotidianos, anda mucho enemigo camuflado entre nosotros  con la insana intención de que perdamos energías  e ilusiones, descarguemos rabias y odios ,corriendo de aquí para allá, sin rumbo ni objetivos claros, buscando solo nuestro cansancio y desahogo , solo con la intención de anular nuestra energía , o quizás algo peor, encauzarla en  provecho de nuestro enemigo.

 No soy plenamente partidario de esta huelga en el sentido de que sus convocantes, forman partes del Sistema, y su misión no es la de desmoronar este Sistema sino que todo lo contrario;  fortalecerlo y  mantenerlo. Cambiar algo para que todo siga igual,  pues se señalan culpables marginales a simples peones del sistema, o aspectos secundarios, a la letra y no al contenido.

 Modificar la constitución es una tomadura  de pelo si no modificamos al Estado que  contrata  los escribientes de esa “presunta y nueva” Constitución, pues es el Estado quien escribe la Constitución de acuerdo a sus intereses capitalistas. En la Constitución neo franquista actual   dice en su Artículo 47; "Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada " También en el artículo;  35 "Todos los españoles tienen el deber de trabajar y el derecho al trabajo" El estado no solo la escribe sino que la interpreta  a su gusto,  y como vemos la interpreta en función de los intereses del capitalismo que le es más rentable para sus egoístas intereses  el  desahucio y el desempleo  de millones y millones de trabajadores.

El problema no suele estar generalmente en la redacción de una  Constitución determinada, el problema suele ser la naturaleza del Estado y el espíritu con que va aplicarla. Y estará determinado en función de que clase social va ser la  prioritariamente  beneficiada. Que ha de ser una de las dos forzosamente. Y estamos hablando de prioridades y no de exclusividades

Ante el reto que la clase trabajadora y otras clases medias están sufriendo por la agresión del capitalismo neoliberal salvaje, es sin la menor duda la afirmación de  que si son necesarias muchas y grandes movilizaciones, y también la creación de organismos populares en barrios fabricas universidades donde la gente participe activamente en las luchas y en la creación de organismos populares o formas de poder popular, que sepan organizar y encauzar toda esa energía desbordada.

.Y sobre todo que las masas debatan directamente quien es el objetivo de nuestras luchas, quien es el verdadero culpable de los problema, y evitando siempre la imposición y manipulación de presuntos“lideres”que intentaran que las energías positivas de estas movilizaciones sea desvirtuada y desaprovechada en beneficio del Estado y de sus rastreros intereses

El día que estas convocatorias sean hechas por organismos abiertamente declarados y posicionadas al lado de la“CLASE TRABAJADORA”con mayúsculas, y señalen al propio Estado Monárquico franquista  y al sistema capitalista como los culpable de drama político y económico que estamos sufriendo y  donde se hayan disipado las posibilidades de manipular a las masas con falsos cantos de sirena “socialdemócratas” por parte de los oportunista de la“izquierdas”de siempre. Ese día, estaremos animando sin descanso a acudir a esas convocatorias y a trabajar por la labor.

Porque veamos un último apunte Siendo la clase trabajadora la que está sufriendo la mayor parte del peso de los problemas, al ser la más numerosa y castigada, debe ser  ella misma, como clase social, quien tiene el derecho y el deber de marcar el campo de juego de la confrontación, de liderar las luchas sociales y políticas que solo podrán ser desde el terreno que más le favorezca, el de la  lucha de clases y eso implica armarse también con su mejor arma, que será  , demoledora para del Sistema ; la conciencia de clase

 El capitalismo y sus agentes son los que está marcando las reglas de juego, desproveyendo a los trabajadores de sus armas naturales. Pretende desproveerle de su condición de clase social y por ende de su conciencia de clase  que es, sin la menor duda, la mejor arma natural de que disponen los trabajadores para hacer frente a la burguesía y al capital.

La conciencia de clase explica especialmente, a la necesidad de que la clase obrera, los trabajadores implicados en  los medios de producción,  fueran capaces de concientizarse  en torno a unos valores y objetivos marcados por su  condición de clase, no solo injustamente  explotada, sino de su papel determinante en la historia, como clase dirigente en sustitución de la burguesía y de su Sistema capitalista, por otro más humano y racional; el socialismo. Y esto incluye asumir los valores del socialismo, el valor y el poder de la colectividad, de la socialización de las energías individuales en una sola dirección transformadora, del valor de la democracia directa de las masas, y de la creación de un gran poder colectivo que arrollara toda pretensión totalitaria.

 La conciencia de clase, cuando es adquirida por la  clase trabajadora, es el arma que el Sistema más teme, y por eso trabaja día y noche para que los trabajadores no la asuman. Y colaboran en ello los sindicatos y partidos del Sistema. Y  también todo su poder mediático esta por la labor pretendiendo siempre alejar al trabajador de su conocimiento,

Por eso es imprescindible que los trabajadores recuperen esa conciencia de clase para tener, grandes posibilidad de éxito en las confrontaciones

 Así pues y concluyendo. El 14N es una fecha para  viajar, y que parece que todo el mundo necesita  hacerlo, pues dicen que es el viaje de la libertad, de la seguridad, de la dignidad. En una palabra es el viaje del bienestar  que todos lo necesitamos para nosotros mismos y para los nuestros, Pero por lo general,  antes de  hacer cualquier viaje, este lo planificamos cuidadosamente.

 Por ejemplo cual va ser su plan de viaje, fechas horarios, destinos etc. Por mucha que sea la necesidad de ese viaje que nos apremié, es de sentido común que no podremos dejarnos desbordar hasta tal punto de improvisación que nos llevara a subir a cualquier tren que nos ofrezcan, El viaje es demasiado importante, nuestros ahorros y energías etc. irán en el, para permitirnos cometer un fallo. Por eso mismo sería conveniente pensar en el “programa de viaje”y recorrido de ese tren del 14N que se nos ofrece, puesto  que contiene muchas anomalías y lagunas. Y en caso de entrar  que sea con la intención de encarrilarlo, desde dentro de el, en la dirección correcta, que solo tendría que ser desde la condición de viajeros de “clase trabajadora”y el destino final sería la cabeza del “monstruo”y no sus servidores.

 Las prisas y la improvisación nunca fueron buenas consejeras para una tarea tan importante como es transformar la actual sociedad comandada por una casta de cleptómanos del lucro despiadado, que han generado un  Sistema que ya solo es un, cumulo de despropósitos incompetencias y corrupción, que está llevando a la sociedad al caos y a la miseria,  al abandono y al crimen de millones de seres humanos.

 Humanos que ya han perdido su condición para ser considerados meras mercancías caducadas que son arrojadas a la basura. Es tarea primordial cambiar el Sistema, las condiciones objetivas son inmejorables  para ello. Pero no cometamos el gravísimo error de en lugar de cambiarlo solo le quitemos al monstruo su piel exterior, y este  siga vivito y coleando con una nueva piel “socialdemócrata ‘o quizás peor.

 Para entender mejor  los conceptos que aquí se exponen, y como complemento, recomiendo leer otros artículos  mios relacionados con el tema en los siguientes enlaces.

Sobre la necesidad de definir con claridad al Estado y al sistema capitalista como objetivos, el siguiente enlace;


Este otro artículo en el siguiente enlace, en principio se escribió sobre el fenómeno de los indignados su contenido es perfectamente aplicable a lo que pueda ocurrir con la convocatoria de HG y sobre todo del peligro de que el Estado se aproveche de las energías positivas que generaron aquellas y estas   movilizaciones. 



 Este otro va también en la línea de los sinuosos  intentos de  manipular a las masas indignadas  que desde falsos postulados del “apoliticismo” se  intenta también desactivar a estas de su conciencia política y del conocimiento de la realidad objetiva.