Sigue por correo los nuevos artículos

lunes, 12 de noviembre de 2012

ENTRE SUICIDIOS CONCIENCIA DE CLASE Y CRIMENES DE ESTADO

 

Da pena y mucha rabia cada vez que se publica la noticia de un nuevo suicidio por causa de la desesperación  generada por la avaricia del capitalismo. Porque, es la avaricia y el lucro desenfrenado a cualquier costo  el origen directo de la crisis, del paro, de los desahucios y de todos sus efectos colaterales.
  Pero  la muerte por suicidio de unos seres  humanos, se está hablando de tres o cuatro por día, y en aumento,  por causa de la crisis endógena que el sistema político-económico  capitalista está generando en la sociedad, y que  debería ser  motivo  para que sus “portavoces”prensa y TV,  revisasen  esos sus tradicionales “valores”éticos y humanitarios al huso de la ideología burguesa. Y estoy hablando sobre  todo de su entramado de comunicación,  (manipulación sería  más justo decir) de sus mecanismos de transmisión de la ideología dominante; el poder mediático.
Una vez más estamos viendo la enorme hipocresía y la vara de dos medidas  de la llamada “prensa libre” que solo ve o tapa lo que le interesa, y lo que le dicta la voz de su amo, y en este caso sangrante de los suicidios  en serie por causa  de la nefasta gestión política y económica de un incompetente y criminal Estado
 Podemos comprobar con indignación y preocupación como este Estado y sus poder mediático  están tomando una irresponsable y vergonzante actitud de huir del centro de  la cuestión  que debería ser llamar a las cosas por su nombre; crímenes de Estado, efectos directos, colaterales o no, de un terrorismo de Estado, que es el que está induciendo  y provocando  suicidios en serie
El poder mediático está intencionadamente desviado estos  hechos como simples casos de “sucesos” sensacionalismo puro, desligándoles de su tremenda implicación política. Cada vez que ocurre un suicidio de este tipo, es el  Estado el máximo responsable de su  muerte, porque ha sido su  inductor  y además por partida doble. Una por razones objetivas  y otra por razones subjetivas.
                                        Razones objetivas de culpabilidad
Veamos cuales son las razones objetivas por las cuales es culpable ; el Estado español  un Estado cuyas estructuras y poderes  políticos  tienen la finalidad de preservar , favorecer, y  defender  a toda costa el propio Sistema de producción capitalista y el fomento de su ideología burguesa y neoliberal, en  todo el territorio bajo su control.
Toda la estructura del Estado y sus poderes; legislativo, ejecutivo, judicial y mediático, están diseñadas para la expansión y defensa del Sistema  económico- político de explotación capitalista.  Priorizando siempre todo este poder en favorecer los intereses  y el beneficio  económico de la clase social  capitalista  y sobre todo de aquel sector de la  burguesa que detenta el poder económico  hegemónico. 
Relegan  a la clase trabajadora  y las clases medias  a ser  simples productores y consumidores de mercancías y simples marionetas de sus decisiones políticas y economicas, hormiguitas que hacen y deshacen  aquellos proyectos y tareas   que le interesan al Sistema. Y es un sistema tan perfectamente montado que incluso hace cree a las hormiguitas que se encuentran en una “democracia “donde hay libertad para elegir a un partido u otro,  Cuando lo que solo hay  es un esquema de poder elegir al sinvergüenza A o al sinvergüenza B, pues ambos partidos  siempre tendrán la finalidad de administrar los intereses de la clase capitalista, Uno con cara de socialista-obrerista y el otro con cara de conservados autoritario.    
Como resultado  directo de este desastroso Sistema  que se desmorona,  millones de trabajadores son arrojados como basura inservible del “mercado” del trabajo. Ha hecho que estos, ante la falta de ingresos, sin alimentos, sin vivienda, sin recursos para con los suyos, sumidos en la desesperación y sin futuro, pierdan hasta las ganas de vivir  pues no tiene nadie que se ocupe de ellos. Hechos que por su gravedad y volumen  deberían ser  considerados  de naturaleza catastrófica  y precisarían de una respuesta  inmediata del Estado.
Y además con el agravante  de que siendo el propio Estado además de ser testaferro y mentor del Sistema capitalista es también el que deba asumir  las responsabilidades subsidiarias  de los desastres causados.  Y para mas escarnio de las victimas, los verdaderos culpable, sus  nombres y apellidos permanecerán en el anonimato, y que serán siempre los  miembros más relevantes de esas minoría que controlan la economía, y por ende la política, y se benefician del trabajo  de la miseria y del sufrimiento de una inmensa mayoría, escondiéndose siempre  detrás del anonimato que proporciona el Estado para  no dan la cara de sus criminales actos.
Razones subjetivas de culpabilidad
 En principio consideremos  la propia ideología burguesa dominante del Sistema que establece estereotipos del  modelo positivo e ideal del individuo social a imitar  y  que suelen ser personajes públicos, hombres y mujeres, deportistas, millonarios, políticos etc.  Donde el individualismo y su status  económico son los factores predeterminarte de su perfil sociológico, y serán  mostrados machaconamente por los medios, como el modelo perfecto de ciudadano Y este modelo suele ser el estereotipo del “triunfador”feliz, que todo lo puede  y ejemplo a imitar y a anhelar  como la máxima aspiración humana y social.
Y también nos muestra el modelo del perfil negativo de su contrario, el estereotipo del “fracasado”del humilde trabajador, estancado en su condición de asalariado como algo denigrante  que no se esfuerza por alcanzar las alturas del “triunfador”condenado a una condición anodina , cuya extrema expresión es la de desembocar  en el paro y el desahucio y la tragedia,
Y en toda esta ideología hay un fondo implícito de perversión, pues se está considerando a las víctimas del Sistema, como si serian culpables de su situación, que  por su falta de determinación se han unido  a ese ejercito de parados desesperados y potencialmente  suicidas como seres  fracasados que no han sabido “triunfar” y aprovechar las oportunidades que el Sistema “ofrece”a los emprendedores y luchadores.
 En esta cantinela siempre hay un trasfondo  de culpar a a las victimas de su penosa situación por no haber estado a la altura de las “circunstancias” pues como ciudadanos de segunda  no han sabido dar la talla en una sociedad donde solo los más fuertes triunfan. Este fondo perverso está cargado de los valores propios de la burguesía y sus hipócritas códigos de conducta. Que todo lo basan en la ganancia material, en el lucro a toda costa caiga quien caiga. Y eso les enorgullece porque son “triunfadores”Como aquel empresario que  se ufana de ganar más dinero tras  cerrar una empresa mandando al paro a sus empleados y trasladarla  a la India porque allí puede pagar sueldos de esclavo. 
.Este  factor del falso y alienante posibilismo al “éxito”personal y social dentro del Sistema, que sus ideólogos tanto pregonan, es uno de los baluartes de su ideología alienantes tendente a desestructurar a la clase trabajadora , para fragmentarla de su natural composición  y fomentar el individualismo el egoísmo y el arribismo  . Este posibilismo fue  machaconamente difundido sobre todo  en los EEUU y por su máxima expresión de manipulación ideológica, la“fábrica de sueños”de Hollywood ,y su machaqueo adoctrinamiento sibilino del“sueño americano” , que  ya en los años cuarenta y sesenta,  para contrarrestar las influencias izquierdistas del Bolchevismo, inundo el mercado de  innumerable  filmes donde se ensalza y sublima , exageradamente ,el posibilismo de alcanzar el “éxito”de simples obreros hasta las máximas alturas del poder y del dinero.
 Y también es de resaltar  que estos valoras alienantes  son exportados por medio de cine y la TV por todo el mundo Occidental, como un descarado colonialismo ideológico globalizado en aquellas aéreas que el Imperialismo controla. Buscando siempre la  uniformidad   ideológica entre sus víctimas, alienandolas siempre sobre un padron .
Es lógico que bajo esos prismas ideológicos del Sistema, aquellos trabajadores que individualmente lo han asumido en profundidad, y que no solo no han conseguido remontar sino que han caído hasta su mínimo nivel, terminasen sumidos en una profunda crisis  de miedo e inseguridad y en un terrible vértigo  a un  futuro vacio y sin fondo que suele ser el preámbulo del suicidio
Aunque  ese estado de ánimo derrotista a que el presunto suicida ha sido inducido por la ideología dominante del Sistema , no quiere decir que esa  fuese la intención original del Estado, más bien son efectos  colaterales de una ideología que si ha sido inducida  intencionadamente,
 Pero no dejan de ser por ellos sus víctimas, Pues cuando el Estado  aplica su plan sistemático y mediático de ir  incrustando en los cerebros de la ciudadanía, y sobre todo, entre  la clase trabajadora , una ideología ,que en el fondo es un vacío ideológico,  con la intención de adoctrinarle en un  mundo y valores superficiales, consumistas, egoístas e individualistas ,y  desproveerle de la información necesaria para asimilar su propia identidad de clase y de su capacidad de análisis y reflexión  de las claves de la política y de la lucha de clases
.Consecuencia de ello lo estamos viendo ahora en plena crisis actual , donde sus víctimas , Los llamados “indignados”,los movilizados  en mil manifestaciones y huelgas  donde la mayoría   deambulan desorientadas como zombis sin tener conciencia de sí mismos como clase social, sin saber el porqué de sus problemas, de quien  es  el  responsable y de cómo atajar el problema de raíz. Incluso muy susceptibles de ser manipulado por manos negras que les llevaran a oscuros e innombrables destino
Se puede decir  que el Sistema ha ido preparando el terreno para  que las masas trabajadoras pudiesen jugar desfavorecidas contra el capitalismo cuando llegase el momento (que ya ha llegado.)  De jugar  el partido determinante. Y lo han preparado todo para que  sea en  su  propio terreno, trucado y lleno de trampas  y con sus reglas astutamente preparadas para favorecerse a sí mismo, dejando a la clase trabajadora prácticamente desestructurada y sin capacidad de juego. Estamos  hablando de la  confrontación de clases que inevitablemente y algún día no lejano, se tendrá que dar. Que se está dando día a día, pero hablo de la confrontacion definitiva. 
Con todo esta  manipulación de cerebros se pretende  desposeer a la clase trabajadora  de su con ciencia de clase, desplazarle de su entorno y de su identidad de clase trabajadora. Fomentando la insolidaridad  y el egoísmo  que son los valores de  la clase burguesa,  son la Marca que  la configura como tal.  Pues si desposeen a la clase trabajadora de sus atributos  de solidaridad  e identidad proletaria le han desposeído de su mejor arma de combate que es su conciencia de clase
La conciencia de clase explica especialmente la necesidad de que la clase obrera, los trabajadores implicados en los medios de producción, sean capaces de concientizarse en torno a unos valores y objetivos marcados por su propia condición de clase, no solo injustamente explotada, sino también de su papel determinante en la historia, como clase dirigente en sustitución de la burguesía y de su Sistema capitalista, por otro más humano y racional; el socialismo.
Y esto incluye asumir los valores del socialismo, el darle a ser humano su autentico valor como persona , y no como una parte material de la maquinaria de la producción y del mercado, asumir el valor y el poder de la colectividad, de la socialización de las energías individuales en una sola dirección transformadora, para el bienestar colectivo y solidario .Asumir el inmenso poder que da la unión de todo el colectivo de la clase trabajadora y sus aliados de las clases medias,  del valor de la democracia directa participativa que emana de  las masas que arrollara toda pretensión totalitaria
La conciencia de clase, cuando es adquirida por la clase trabajadora, es el arma que el Sistema más teme, y por eso trabaja día y noche para que los trabajadores no la asuman. Y colaboran en ello los sindicatos y partidos del Sistema ; CCOO, UGT, etc como serviles y denigrados traidores  Y también todo su poder mediático está dedicado de pleno en esa labor, pretendiendo siempre alejar al trabajador de su conocimiento y asimilacion  
Y así el prototipo de “ciudadano” modelo que el Sistema quiere es tras desposeerle de su conciencia de clase, inducirle a  que sueñe  a elevarse a niveles de“triunfador”, desclasado, egoísta, individualista e insolidario. Que quiere imitar y alcanzar aquellos “valores” materiales  que la propaganda del Sistema  le está induciendo constantemente basados en el consumismo  y el valor supremo de la  posesión del dinero. Objetivos que  el 99,99% de estos desclasados nunca lo lograra, pues solo fueron señuelos de para dividir .
Este individuo ya alienado,  despreciara  a sus compañeros de la clase trabajadora, se siente que él es superior y que va “triunfar”, dejando atrás  a los de su clase .Es el que nunca estará en un sindicato, no participa en asambleas ni huelgas, es el esquirol y hasta chivato de la patronal. Es el “arribista” prototipo de trabajador que todo patrón desearía y es por eso que el Sistema lo promociona con su medios mediáticos.
Y también claro, cuando le llega la lotería del desempleo y el desahucio, se va encontrar solo  y desarmado ideológicamente, sin la protección  del colectivo de los miembros de su clase y sin la auto protección moral de sentirse miembro y parte de una clase potencialmente poderosa que si le daría esperanzas y futuro en la lucha colectiva.
. Alienado hasta la medula, todos sus egoistas y enganosos valores , se han volatizado, desde su situación de desclasado y desde su negativa perspectiva individualista del mundo ,que le impedirá descubrir salida individual alguna a su problema y ahora toda su vida pasada y futura la considerara un fracaso personal , y ya sin futuro, se abrirá ante él  un angustioso vacio   
  Podríamos decir que es consecuencia de haber renunciado a su identidad natural de clase trabajadora que le hubiese proporcionado la seguridad y la solidaridad de su propia clase al sentirse apoyado y fortalecido por el colectivo. Y también es el mayor pago que el individuo  enajenado por el Sistema  suele pagar por la elección equivocada Y en este sentido si que podremos culpabilizar al Estado aunque de forma subjetiva e indirecta por haber manipulado ideológicamente al suicida, haciéndole creer falsamente en unos “cantos de sirena “que le llevarían a la muerte,