Sigue por correo los nuevos artículos

miércoles, 16 de diciembre de 2015

VENEZUELA: ¿ Sera viable la revolución socialista con los argumentos de la burguesía ?

Por Beniezu

        A raíz del varapalo electoral del chavismo se han levantado, desde este lado, voces reclamando el respeto “democrático” a los resultados electorales. Algo así como que hay que ser sumisos y reconocer la victoria de la derecha contrarrevolucionaria y permitir que esta arrase con todas las conquistas conseguidas tras 17 años de  luchas y movilizaciones   revolucionarios que han permitido enormes avances  económicos, culturales  y de bienestar  social grandes masas de clases sociales populares , además de  vender el país al imperialismo yanqui que ya prepara sus garras para la depredación de sus riquezas petroleras y aplicar sus planes desoladores del neoliberalismo mas feroz. ¿Sera que esto puede ocurrir por el mero hecho de un prurito burocrático presuntamente democrático? ¿Sera que para hacer la revolución socialista hay que utilizar las reglas las armas y los valores de la  burguesía? Mal andamos si se piensa esta barbaridad.

               El sufragio universal burgués qué duda cabe que es un arma de la burguesía  y esta burguesía  la acepta y alaba cuando el ganador es la propia burguesía , y no hace falta que se explique  aquí que la burguesía venezolana( la de todo el mundo en realidad) se ha estado cagado en su propia democracia, desde el momento en que perdió las primeras elecciones con Chaves  y  ha estado conspirando para recuperar el gobierno empleando los más asquerosos y antidemocráticos métodos para ello, incluido el frustrado golpe de estado.  Es de reflexionar pues que si la propia burguesía, la que creó este concepto de  democracia burguesa,  no cree ni respeta sus postulados como  valores absolutos a respetar, sino más bien como  valores utilitarios y circunstanciales! Ahora me favorece  la defiendo, mañana me perjudica la aplasto ¡esos son los valores “democráticos en los que la burguesía cree.

 

 

              Debemos matizarlo, el concepto de “democracia burguesa” sus valores, no pueden ser  los mismos valores  que los que definen la democracia popular .Los conceptos políticos no son universales pese a que la burguesía se empeñe en ello. Y este axioma  político se entenderá mejor con el ejemplo del concepto de “democracia”porque hay democracias que sirven de maravilla a la burguesía  y sin embargo  perjudican a la inmensa mayoría del pueblo trabajador, y esto induce a pensar, que ese concepto algo tiene de errado. Pues no, no tiene nada de errado tenemos que diferenciar la “democracia burguesa” versus “democracia popular”, son dos  conceptos políticos diferenciados  y antagónicos. La lucha de clases existe por causa del antagonismo de dos clases sociales, luego donde no existe concordia entre clases sociales  nunca podrá haber  identidades ideológicas político sociales comunes sino antagónicas.

            Ambos valores  creados expresamente para satisfacer  las necesidades de cada una de las clases sociales diferenciadas, para  favorecer su expansión y asentamiento como clase dominante tras la toma del poder político, luego por lógica elemental los trabajadores deben implementar su propio concepto de democracia , y solo será aquella democracia  que considere sujetos prioritarios y beneficiarios a la clase trabajadora . Sera democracia popular, aquella democracia que hace beneficiario al pueblo, considerando al pueblo como una comunidad sin clases sociales, sin privilegiados, ahora si el concepto de “ciudadanos”sería coherente. Porque la burguesía, su ideología, nos dice que los valores de sus conceptos son comunes para toda la “ciudadanía” cuando es falsa la existencia de esa presunta “ciudadanía” como una unidad, son dos clases sociales diferentes y antagónicas.
      Así pues la diferencia esencial de una a otra democracia es que la democracia burguesa considera a la sociedad sin clases sociales, todos iguales en derechos y obligaciones, hace abtracción de la realidad de la división de la sociedad en clases, unas poseedoras del capital y de los medios de producción y otra desposeídas de poder económico solo disponen de su fuerza de trabajo para venderla, mal venderla,  al poderoso empresario capitalista. Entre ambas clases sus diferencias son descomunales  sobre todo en intereses económicos y políticos pues la política es el reflejo de lo económico.
         Y si la burguesía ha dicta sus normas y valores democráticos para salvaguardar sus intereses como clase  social es imposible  que estos valores respalden también a los intereses de la clase trabajadora, pues sus intereses son antagónicos. No es muy difícil de entender que las normas que enriquecen al empresario empobrecen al trabajador porque el primero existe y engorda  gracias al segundo.Y esta es la causa por las que la burguesía dicta sus normas, leyes y valores “democráticos” considerando a todos “ciudadanos “pertenecientes a una misma clase social.
              El concepto de  democracia burguesa lo creo la burguesía como un arma utilitaria para defender sus privilegios, es un arma que  no tiene un valor absoluto, es variable dependiendo de las circunstancias, y además como es de su propiedad la modifica y la interpreta a su gusto,  y así aquella  democracia que les ha hecho  perder  el gobierno  se la cargan  simplemente, que es lo que ocurre cuando recurren a las martingalas de  guerras sucias , sabotajes e infinidad de marrullerías  en aquellas áreas  de la economía distribución o producción de mercancías  de primera necesidad que la burguesía controla para crear el caos y el descontento entre la población, a la que consiguen manipular políticamente. No parece que estas prácticas puedan considerarse propias de una democracia ni a tener en cuenta  en el computo de valores democráticos a respetar. Y no hablemos del golpe de estado como  el último recurso de la burguesía para terminar con un poder que unas  izquierdas se lo han arrebatado en liza electoral limpiamente.
           El fascismo es el último recurso de los burgueses cuando ven que su “democracia”  les crea problemas.  Suelen quitarse  su careta de democracia cuando ven peligrar su hegemonía en el poder del Estado, pero eso sí, nunca presentándose como representantes de la burguesía. Que es lo que ha hecho la burguesía venezolana cuando perdía una vez y otra las elecciones ¿acaso las perdía democráticamente, con deportividad democrática? Nada de eso, nunca deja de conspirar y enredar con mil marrullerías para robar el poder perdido en las urnas y además con sus reglas de juego con propia democracia, incluso con un intento de golpe de estado, cagándose en su propia democracia  como un mal perdedor fullero y rastrero.
.
         El fundamento de la ideología dominante burguesa cuando concibe tan solo a una sola clase social ‘’ciudadana’’ lo hace para así ignorar la cruda realidad de las diferencias sociales y escabullirse de  su  absoluta responsabilidad como clase social privilegiada  causante de las penalidades de la clase trabajadora de la cual se nutre tras exprimirla. Y aunque la ignora absolutamente en su relato político, bien que se suele aprovechar de su existencia como “clase social sin derecho a ser reconocida  como es evidente, la ignora totalmente pero eso no es obstáculo para que se beneficie y en exclusividad como la máxima destinataria de sus políticas a costa de los trabajadores.
         La Constitución Bolivariana sí que reconoce la clase social trabajadora, y las minorías étnicas evidenciando en la Carta Magna unos derechos político sociales que son universales y han sido ignorados por la burguesía desde que se consolido como poder político  e infelizmente no tardaremos en ver como se lanzaran  desesperados como carroñeros a borrar y anular  esos derechos, la coyuntura política les es favorable tras haber acaparado la mayoría en la Cámara de representantes. Dependerá de los trabajadores defender esas conquistas pero sería un tremendo error asumir como derrota “democrática” y  permitir sin más que sean barridas todas sus conquistas, pues ese  concepto de “democracia” del cual no cree ni la propia derecha marrullera y golpista aun siendo suyo el invento, y que que los trabajadores sean “más  papistas que el papa” parece una incongruencia revolucionaria.  La metodología de lucha de los trabajadores, la más efectiva y autentica  siempre ha sido la lucha en la calle  siempre bajo parámetros de lucha de clases  la toma de posiciones para la defensa de sus conquistas , las movilizaciones, la lucha directa y organizada  etc. Veremos cuál va ser la deriva de la revolución bolivariana que solo puede ser  solventada por los propios masas revolucionarias
          Para aquellos lectores que no tengan claro los conceptos ideológicos y valores que representan y satisfacen a la burguesía, tales como “democracia”, “libertad”, “igualdad”, “derechos políticos” etc. nunca serán  valores representativos e  iguales a los que representan a los trabajadores como clase social, y me refiero  a su contenido que siempre será radicalmente opuesto y contradictorio. Les recomiendo este monográfico titulado “EL MITO DE LA LLAMADA “DEMOCRACIA” OCCIDENTAL” donde se explica la inexistente  igualdad de intereses  entre la burguesía y los trabajadores, sinomás bien una gran contradicción entre ambas clases sociales, que inevitablemente generan valores  e  intereses contradictorios y antagónicos  cosa que hará que  ambas clases sociales estarán avocadas al inevitable enfrentamiento derivado de la lucha de clases