Sigue por correo los nuevos artículos

martes, 17 de diciembre de 2013

LA EXTRATEGIA DE LA GUERRA PERMANENTE


El Estado con su estrategia de la “Guerra permanente”, que consiste en mantener constantemente  a ETA, “viva” y en mediática actualidad, actualizando constantemente su táctica del “todo es ETA”, activando nuevos juicios, nuevas detenciones e ilegalizaciones, creando nuevas e irracionales provocaciones  y agresiones contra los derechos básicos de reunión y organización, (HERRIRA) con su recurrente disculpa de “apologías” y “agravios” a las víctimas. El Estado, pretende pues, crea un escenario virtual donde  el protagonista principal es ETA, a la que le mantiene “viva” y en mediática actualidad, para  justificar por esa causa la  existencia de una amenaza, también virtual  e imaginaria del  “terrorismo etarra”, con el fin de justificar dar pasos resolutivos en busca de la paz , pues si lo haría ,quedaría al descubierto su nulo interés  y capacidad en dar una solución democratica y real al  conflicto que tiene con Euskal Herria.
 
               Ya no tiene víctimas reales y actuales con las que arengar a sus afines en ideologías cavernarias, pero recurre, de forma lamentable, a  los cementerios y a los recuerdos y al  dolor de parientes y allegados de aquellos muertos para sus vampíricas intenciones de sacarles beneficio político propio. Funerales, homenajes, aniversarios, juicios etc. le interesa actualizar aquellos  fatídicos hechos para que el recuerdo de ETA esté vivo, para dar la impresión de que el “peligro terrorista” es real, y también de que sus presos políticos se ríen de sus víctimas.
              Y cuando recurre a sus victimas, las está permanentemente mancillándolas pues las esta  manipulando y utilizando para sus rastreros intereses políticos, cuando estas víctimas, como todas las víctimas de un conflicto, tienen derecho a  ser respetadas y a descansar en paz, y no a ser utilizadas, precisamente,  en estrategias no de paz, sino de guerra.
               Ya es habitual  que los Delegados del Gobierno en Euskal Herria, estén constante y quisquillosamente  espiando presuntos e imaginarios “agravios”  solo con el fin de echar leña al fuego, provocar crispaciones y mantener en  tensión a la población.  Es inconcebible para un Estado  que se preste de civilizado al grado de histeria y de degradación al que está recurriendo de forma premeditada, llegando su Gobierno y su poder mediático ,prensa y TV ,mayoritariamente bajo control neo franquista, a instigar y arengar  al linchamiento moral de unos presos políticos  y a sus propias familiares  que son agredidos cobardemente en sus visitas,  cuyas condiciones carcelarias negativas extremas y sin parangón en Occidente, superando en dureza en las condiciones  penales y en condenas incluso a las que fueron condenados aquellos  nazis en  Núremberg ( el lector puede  comparar los delitos por los genocidios nazi y un delito por homicidio  de un militante de ETA) y saco a relucir este tema , para desenmascarar la locura desenfrenada y desquiciada de este  Régimen y su poder de desinformación mediática, con los presos de ETA y su real situación, a los que además de  intentarlos destruirlos física y psicológicamente los  está utilizando ,y con sadismo,  para sus planes de la  Guerra Interminable.
            Esta estrategia de crear un “terrorismo” virtual  para sus planes políticos, no creamos que la han inventado los cerebros de contrainsurgencia  del Estado español. Estos sátrapas  tienen asesores más sádicos y retorcidos que ellos  Ya fue el propio  presidente Yanqui  Busch, el de la “Guerra interminable contra el terror” como justificación para el dominio Imperialista mundial. Y si este no existe, pues se crea un “terrorismo” artificialmente, pues dinero no les falta,  y ahí tenemos a Al-Qaeda una de las mejores creaciones de “zombis terroristas” de la CIA que lo está utilizando, y con notable éxito  en sus planes de desestabilización en  Oriente Medio para destruir estados  no sumisos a sus intereses.        
            Porque veamos si este “terrorismo” virtual seria resuelto, es decir,  si se daría  finiquitada a  ETA realmente y los dos estados lo reconocerían como un hecho real, activando desde sus aparatos internos e implementarían un desarme efectivo con la participación de agentes externos etc. Lo cual sería el comienzo de un escenario de paz real ,el comienzo de una paz efectiva sin marrullerías .Estos dos estado habrían aceptado y reconocido que la violencia politica  habria sido  definitivamente  renunciada por ETA como arma, cosa que ya van  dos años  seguidos que lo llevan  haciendo, y los observadores internacionales dan constancia de ello,  Ya no habría más disculpas virtuales , y  tras aceptare este hecho, solo habría que reconocer también que las diferencias políticas se resuelven en una mesa de diálogo. (Aunque es un gran problema añadido el que estos dos estados, comandado por el español y haciendo gala de un descomunal cinismo prepotente, no reconocen “conflicto” alguno y por lo tanto, asumen que no tienen nada que negociar.)
                  Lo cual supondría que estos estados estarían obligados a poner todo el interés, no solo de palabras vacías, para la disolución de ETA como organización militar, la incorporación de su militancia en la sociedad civil, y la resolución global de las consecuencias del conflicto: Que hacer con los presos, con los exilados, con el reconocimiento de todas las víctimas de uno y otro bando y sus consecuencias, con la reintegración de los excombatientes, en la sociedad etc.
             Y aquí estamos hablando de la “resolución de las consecuencias del conflicto” de todas, y   también del ORIGEN de las CAUSAS  que  ha provocado el conflicto, y como darle la apropiada solución. Estamos hablando  de una resolución civilizada y democrática ,incidiendo ,como única clave efectiva para una PAZ autentica y duradera,  no en una rendición y pedidos de redención, en  cuyo resultado sería  una ficticia “paz de los cementerios,” el dominio y el sometimiento a los vencidos por los vencedores. No sería paz sino sometimiento.
            Este nuevo escenario crearía las condiciones democráticas para la resolución de  los problemas que originaron el enfrentamiento, y las consecuencias  a que dieron lugar. Incidiendo sobre todo en las causas que lo provocaron, pues es de Perogrullo que sin una causa no  existe motivo para un hecho y sus consecuencias derivadas  a pesar de la rocambolesca y ridícula negación de que  exista una causa (Euskal Herria no existe) que hace  el Estado español
             Pero en este terreno, ni el Estado español ni  el francés, tienen la más mínima voluntad de encararlo, porque tendrían que rendirse  ante la fuerza de la razón  y  desprenderse de sus totalitarias   razones de fuerza que les da sus respectivos estados con prepotencia militar ante  un pequeño pueblo milenario pero desarmado. Ya lo han hecho  históricamente con sus posesiones coloniales, pero en aquellos escenarios lo hicieron porque fueron derrotados. No quieren, pues, un escenario democrático, prefieren el escenario de guerra y “terrorismo” aunque sea virtual y artificialmente creado. Porque en él sus responsabilidad democráticas se diluyen por esa “disculpa” virtual del “terrorismo”  
            Esta es su estrategia, de la Guerra Permanente y este su esquema que pretenden implementar, “represion-accion-represion…”( el Estado da un golpe, la resistencia responde, el Estado responde con otro golpe más amplio , la resistencia también golpea más ampliamente etc. etc. ya tenemos la “Guerra permanente”) Es lo que el Estado pretende aplicarlo y desarrollarlo en su beneficio, porque aparentemente cree que tiene la iniciativa y por tanto controla el terreno de guerra,  pero que no  dejara  de ser una inoperante intención ,porque además de ser solo una burda copia mecanicista de esquemas de la guerra revolucionaria insurgente de los movimientos de liberación nacional que surgieron en los años 60 ( Argelia es el modelo más cercano) y que funcionaron a la perfección, nuestros imitadores se olvidan de que están invirtiendo los factores en liza , se olvidan de que ellos están contra el pueblo y no al revés, pues es el pueblo el sujeto de la acción a quien hay que liberar y no al tirano aunque ,burdamente todo su aparato político y mediático se desgañitan en hacernos creer en ello .
               En este retorcido esquema el Estado también se sienten aparentemente seguro, o es lo que intenta   porque pretender lleva la iniciativa del curso del conflicto. Esa es su vana intención  porque el MLNV  ya está suficientemente disciplinado y concienciado como para dejarse caer en sus grotescas provocaciones.  En cierto modo  lo que si está consiguiendo el Estado con su estrategia de la Guerra Permanente, es restar bastantes energías al MLNV que las emplea en la resolución de sus continuos atropellos  y provocaciones. Energía que deberían ser empleadas en su totalidad, en una situación de normalidad, en  las necesarias  tareas de construcción  nacional, y que es también lo que el Estado pretende evitar con su estrategia y con ahincó. Y si se caería en estas provocaciones si sería el Estado quien llevase la iniciativa y el control de la situación.
             Esto supondría  y estaría ocurriendo volver a una situación similar cuando ETA estaba activa y que el Estado añora que se repita. Quiere  que se repitan aquella situación donde  las luchas de masas y liberación nacional estaban no solo estancadas por la dura represión sino que enquistadas en temas de  resolución de temas represivos, y condicionadas por una estrategia armada que  abocaba  al MLNV a  la marginación política, al ostracismo institucional, que es un terreno donde se puede y se debe incidir  y conquistar posiciones. Y  es este el escenario ideal que está procurando el Estado  pues así  tendría una magnifica disculpa para ilegalizar las organizaciones del MLNV y paralizar toda su actividad política legal y efectiva en las tareas de construcción nacional.
           ¿Respuestas a las agresiones del Estado? Rotundamente SI, pero respuestas cargadas de determinación de ganar, en palabra de Arnaldo Otegi y sobre todo cargadas de  País y de identidad nacional. No meras respuestas viscerales al tirano, Respuestas con contenido  solidario y patriótico para los luchadores. Respuestas organizadas y coordinadas, Muros populares a la imposición y al fascismo,  Muros inteligentes de contención en formas de solidaridad, de rechazo, de desobediencia, de organización de masas,  de nuestra presencia permanente y sin tregua en el tiempo y en el espacio.  No les vamos a dar la satisfacción de la Kale Borroka, que desahoga mucho pero no es nada efectiva ni rentable y sobre todo porque es eso lo ellos  buscan.  Si llega el día en que el Estado pierda los estribos, también nosotros tendremos el derecho de defendernos.  Y ahí está nuestra estrategia, la de controlar la situación, la de lleva la iniciativa  y los ritmos y formas de lucha, las que fortalezcan al MLNV llevando siempre la iniciativa al no dejarnos provocar por ellos.  Porque tenemos sencillamente la razón de los perseguidos oprimidos y reprimidos. Es nuestra “fuerza de la razón” Son nuestras invencibles armas.
¿Que armas tienen ellos? Además de sus armas de guerra y su “razón de la fuerza” Sus marrullerías  y su surrealista discurso de “victimas y pedidas de perdón” que a nadie convence, muestra de ello es que han tenido que  recurrir al PNV y a la Iglesia, parece que como últimos recurso  para que cuele. Su validez ya no tiene mucho futuro sobre todo si se les enfrenta directamente y con determinación. Sus armas están cada vez menos operativas